Que el régimen Obama ha sido un fiasco total, a estas alturas es pueril decirlo. Se ha convertido en una perogrullada carente de originalidad. De esas cosas que ni siquiera valen la pena mencionar, ya que cualquiera con dos dedos de frente las ve.

Ha traicionado y abandonado a los tradicionales aliados de los USA. Los ha vendido a cambio de “hacerse la foto” con los dictadores y gamberros del mundo. Ha desestabilizado una de las regiones más volátiles del planeta, apoyando siempre el caos de sus preferidos “hermanos musulmanes” contra el orden establecido de unos gobiernos dictatoriales laicos que, por lo menos, no constituían amenazas serias contra sus vecinos… y al final ha sido que ni siquiera eran tan terribles contra sus respectivas poblaciones, pues todo podía haber sido mucho peor en manos fundamentalistas, ya lo estamos viendo. En fin, ¿para qué sigo? Un fiasco en toda regla.

De esta política exterior desastrosa nace la guerra civil en Siria, con sus vídeos macabros y sus montañas de cadáveres que al parecer a pocos importan, ya que el conflicto dura ya más de 5 años sin que nadie se proponga seriamente detenerlo. De este virtual abandono del tablero nace el protagonismo casi exclusivo de Putin, que está por doquier, más activo que nunca, haciendo y deshaciendo a placer sin que nadie se atreva a plantarle cara seriamente: USA está ausente, y Europa reparte discursos grandilocuentes pero a continuación se escaquea, como siempre suele.

Y de este caos patrocinado por los oscuros intereses de un presidente de orígenes poco claros, nace un nuevo oriente próximo: nuevos lazos, nuevas maneras de entenderse, la conciencia de que hay que llegar a acuerdos, aunque sea sobre asuntos nimios mientras sean consensuados o consensuables. Parecerá extraño, pero en el fondo se respira un ambiente de comprensión cautelosa entre vecinos que jamás se había visto antes. Y para ejemplo, os presento el fenómeno de la última racha de incendios, con su curioso e imprevisto final.

Emergemos de una semana difícil, con multitud de nuevos focos de incendios diarios. Un incendio ocasional se puede atribuir al imperdonable descuido humano sumado a la sequedad del clima. Pero una oleada de incendios solo se puede atribuir a la perversa intencionalidad criminal y terrorista. Pues bien: eso es lo que hemos tenido. Ni más ni menos de lo que cabría esperarse, cuando uno alberga al enemigo en su interior, azuzado por la continua propaganda venenosa de muchos enemigos exteriores. Y por si quedan dudas, aquí van los mapas:

Principales focos de incendios. Israel Hayom, días 24, 25 y 27 de Noviembre

La novedad, la increíble e imprevista novedad ha sido el eco: una contraoleada de cooperación que, esperemos, sentará precedentes. Por primera vez hemos recibido ayuda de prácticamente todo vecino que se precie. Han enviado aviones contra incendios y otros tipos de ayuda: Egipto, Jordania, Turquía, Chipre, Croacia, Grecia, Italia, Rusia, y más… ¡Esto es histórico! No había sucedido nunca jamás hasta el momento. Y es, sí, es parte del legado de Obama. Un legado que él no buscaba ni deseaba. Lo que él quería era aislarnos, arrinconarnos contra las cuerdas, someternos a una presión tal que estuviésemos dispuestos a ceder hasta los calzones a cambio de obtener un mero respiro. Y lo que ha obtenido fue que, ante la necesidad de sobrevivir en un medio cada vez más hostil, hemos abierto nuevas vías de entendimiento, de diálogo y cooperación, prácticamente con todo lo que se movía.

Hemos iniciado o estrechado las relaciones, ya sean diplomáticas o comerciales (o ambas) con la más variopinta gama de países: desde los grandes colosos como China, Rusia, la India o Turquía, hasta periféricos países balcánicos y olvidados países africanos. Y en el momento de máxima necesidad, la nueva política exterior israelí rinde sus frutos. Enviando un mensaje contundente hacia la Casa Blanca: nos queríais ver arrinconados y aquí nos tenéis, menos arrinconados que nunca, menos dependientes que nunca del patrocinio exclusivo de nadie.

De la era Obama ha surgido un Oriente Próximo Nuevo: incendios fundamentalistas por una parte, pequeñas islas de tranquilidad relativa por la otra que, además, ya no están tan aisladas como lo hubieran estado hasta ayer. Porque entre isla e isla, se han tendido cantidades de puentes nuevos…

ayuda-1

Aviones cisterna contra incendio, ayuda intrnacional

ayuda_2

Fotos: Israel Hayom, 27-11-16

Anuncios